El Gobierno regional, una vez revisada la documentación aportada por el Ayuntamiento, reconoce que la no inclusión de la obra se debe a un error administrativo
La Comunidad de Madrid se compromete a subsanar el error de no incluir en el PIR la pavimentación de 9 calles
La alcaldesa de Pozuelo del Rey, María Alarcón, se reunió, el pasado viernes, con el subdirector general de Administración Local de la Comunidad de Madrid para demandar que el Gobierno autonómico incluya las obras de pavimentación de 9 calles por valor de 303.870 euros entre las actuaciones del Plan de Inversión Regional 2016-2019.

La reunión se producía después de que el pasado 4 de diciembre, el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid publicase el listado de todas las actuaciones que se iban a acometer con cargo al PIR en la región. Para sorpresa del Ayuntamiento, la principal intervención en Pozuelo del Rey, las obras de pavimentación de diversas calles, no aparecían en el listado.

Y es que tras su aprobación por el Pleno el 17 de febrero, la Comunidad debía ejecutar los trabajos de pavimentación de las calles Ánimas, Miguel de Cervantes, Peñuelas, Francisco de Goya, de la Fuente, de la Pasión, del callejón de la plaza de la Constitución y de la carrera de la ermita, así como la pavimentación parcial de las calles Valparaíso, Virgen de la Cabeza, Nueva y la plaza de Santo Domingo. En total, más de 5.650 metros cuadrados de viales en los que se colocará un nuevo firme, se rehabilitarán y perfilarán las aceras y se instalarán bordillos.

Un proyecto con una inversión de 385.000 euros dedicadas a aquellas calles y zonas más dañas que tras su envío a la Comunidad el 11 de marzo, fue devuelto alegando que sobrepasaba la cantidad asignada, por lo que, en el mes de junio, una vez ajustado el proyecto y aprobado de nuevo por el Pleno, se volvió a enviar, reduciendo el coste a 303.870 euros, al límite de lo permitido, para abarcar el máximo número de calles, manteniendo las previstas menos Virgen de la Cabeza, de la Fuente y de la Pasión.

Un proceso muy laborioso pero vital para que los vecinos puedan disfrutar de estas obras tan necesarias que ahora ve veía en peligro tras su no inclusión en la publicación oficial y que suponía para Pozuelo perder 303.000 euros. Fue por ello por lo que la alcaldesa solicitó una reunión urgente que sirvió para que, gracias a la documentación aportada por el Ayuntamiento, la Comunidad de Madrid admitiese que el 11 de marzo se le remitió el proyecto con la memoria y toda la documentación y que, “efectivamente está correcto”, según el propio subdirector comentó en una comunicación formal.

De esta forma, el gobierno regional ya ha trasladado el Ayuntamiento que “está viendo la fórmula para poder corregir el listado de oficio” y que Pozuelo del Rey no pierda esta subvención tan necesaria.

“No podíamos permitirnos que un error burocrático de la Administración regional dejase a todos los pozueleros sin unas obras que son esenciales debido al mal estado de las calles”, explicó la alcaldesa, María Alarcón, agradeciendo la buena sintonía entre la dirección general y el Ayuntamiento para “dar solución a un fallo que gracias a la gestión del Consistorio va a tener un final feliz”.

Actuaciones definitivamente incluidas en el PIR

De las tres actuaciones solicitadas por el Ayuntamiento con cargo a los fondos regionales, dos de ellas sí que están definitivamente incluidas entre las aprobadas por la Comunidad de Madrid.

La primera de ellas es el acondicionamiento de las aceras y alcorques de las calles el Roble, Acacia, el Olmo, el Nogal, la Encina, el Castaño y la Flor de la Mancha, por un valor de 33.352,49 euros. Unos trabajos que afectarán a los 330 alcorques de la urbanización, especialmente al medio centenar que precisan de una mayor adecuación y que han provocado desperfectos tanto en el propio alcorque como a la acera, generando incluso zonas peligrosas para los viandantes. Pero también se actuará sobre los 278 alcorques que sólo tienen dañado su interior y la parte de acera hasta los muros de las parcelas colindantes.

Junto con el arreglo de estas vías, el Ayuntamiento dio de alta una segunda intervención que consiste en el acondicionamiento del caz y paraje de la Fuente Vieja. El proyecto, que comprende la totalidad del caz, desde su entronque con la carretera a Torres de la Alameda hasta el cruce del camino de la Fuente Vieja con el camino perimetral de Salazar y Valverde, supondrá una inversión de 40.000 euros.

Los trabajos prevén la mejora de la canalización del caz para evitar desbordamientos, así como la mejora del paraje de la Fuente Vieja, ejecutando un acceso peatonal desde el camino y creando un área recreativa, lejos del actual estado de degradación debido a la falta de mantenimiento del cauce, que presenta una fuerte descomposición de la sección original del caz por arrastres de tierras de labor y crecimiento de vegetación.