Lugares de interés

Entre los principales lugares de interés de Pozuelo del Rey destaca la Plaza de la Constitucion, restaurada en 2005, y situada junto a la Iglesia Parroquial de Santo Domingo de Silos. También el Ayuntamiento, edificio contruido en 1669, con enormes cristaleras y de pequeño tamaño. Al lado se sitúa la Casa Consistorial. Próximo a ella se encuentran la Casa de Niños y la plaza Carlos Ruiz. Y a las afueras, se puede disfrutar de la ermita del municipio de estilo neoclásico-renacentista.

Pozuelo del Rey es un municipio donde el dueño y señor es el silencio; el arrullo de las palomas, el canto de los pájaros, el silbido del viento, y si acaso, esporádicamente el sonido de algún vehículo que rompe su quietud.

Al viajero le llama la atención el firme de sus calles, el blanco encalado de sus casas, con cubiertas de teja roja y chimenea, la tranquilidad en la que se desarrolla la vida en el municipio, invitando a pasear por sus calles.
   
Cuando uno llega a la plaza, la Plaza de la Constitución –reformada en el año 2005- el panorama ante el que se halla es realmente bello, ya que con su forma trapezoidal, domina el conjunto de la Iglesia Parroquial de Santo Domingo de Silos, una obra realizada en la primera mitad del siglo XVI en la que domina su impresionante y original diseño correspondiente al periodo de transición entre el gótico y el renacimiento. Cuenta con una torre a la cabecera, totalmente reformada, elaborada en ladrillo visto que reluce refulgente al sol. Adosado al muro se encuentra un antiguo banco de piedra granítica que domina y flanquea a la puerta lateral. En la fachada de la iglesia se aprecia un reloj de sol en piedra con numeración árabe, junto a la calle Virgen de la Cabeza.

  La entrada a la iglesia se realiza fuera de la plaza, en un espacio al que se accede desde una puerta con verja de hierro, que se encuentra situada en un lateral del edificio utilizado como Ayuntamiento. Este espacio fue el antiguo cementerio, y actualmente se ha reconvertido en una zona ajardinada y cuidada, con sensación de orden y limpieza. En el interior destaca su retablo mayor, una obra realizada en el año 1550.

Todo el perímetro de la plaza se reserva para uso exclusivo de los peatones. Antiguamente era utilizada para la celebración de festejos taurinos, ya que el suelo de la zona central era de arena. Con la reciente reforma se han añadido bancos, sillas, arbolado y zona ajardinada, dando más vitalidad y colorido a este espacio.

FOTO-ERMITA-t500En cuanto al Ayuntamiento, señalar que sobre unos restos arquitectónicos cargados de historia, de hecho en el capitel de las columnas que decoran la fachada, leemos la fecha de 1669, se ha edificado un Ayuntamiento moderno; de pequeño tamaño, es un edificio exento. El acceso se realiza a través de un arco de medio punto de piedra caliza; a continuación de la puerta, una enorme cristalera permite el paso de luz natural al edificio; en el centro de la cristalera, las dos columnas anteriormente citadas, que actúan como pilares de la balconada, creando el juego de un falso pórtico.

La balconada repite el esquema del cuerpo inferior con una gran cristalera; junto a ella y sobre la puerta el escudo del municipio labrado en piedra. La cubierta es de teja roja a dos aguas.

Junto al edificio de la Casa Consistorial y unido al mismo por una estructura de metal y cristal encontramos una pequeña torre, estructurada en dos cuerpos que se separan por una ligera cornisa; en el superior se aloja el reloj. En el espacio de unión del Ayuntamiento y la torre una estructura metálica soporta una campana y sobre ella una veleta de hierro.

Las casas del perímetro son de baja altura y clara tipología rural, conservando todavía los grandes portones para el paso de carruajes y animales, hoy sustituidos por tractores, de acuerdo con la vorágine de los tiempos modernos.

Cercana a esta plaza se encuentra la plaza Carlos Ruiz en la cual se encuentra un antiguo edificio de piedra, que está ocupado actualmente por la Casa de Niños.

Antes de abandonar este municipio, finalizamos nuestra visita en la admiración de una preciosa ermita, situada en las afueras del pueblo; la construcción se corresponde con el estilo Neoclásico-Renacentista, y aunque el interior es bastante sencillo, merece la pena el bello paseo entre árboles que sube hasta la ermita, así como el entorno donde se encuentra el pozo junto a la puerta.