La denuncia provocó que, sólo un día después, la UCO registrase las dependencias municipales para levantar acta de lo sucedido
La alcaldesa de Pozuelo del Rey ratifica ante el juez la denuncia interpuesta contra el anterior alcalde por la desaparición de documentos y grabaciones del Ayuntamiento
La alcaldesa de Pozuelo del Rey, María Alarcón, acudió, este miércoles, al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº6 de Arganda del Rey para ratificar la denuncia del Ayuntamiento contra el anterior alcalde, Gerardo Álvaro Fernández, y varias personas más por, supuestamente, haber ordenado expresamente la eliminación de las grabaciones de las cámaras de seguridad del Ayuntamiento, la desaparición de los discos duros, así como de documentación y del bloqueo de los ordenadores.

La comparecencia se produce después de que, el pasado 17 de junio, la actual alcaldesa interpusiera una denuncia ante la Guardia Civil de Campo Real al descubrir, que, apenas unos días antes de abandonar su cargo, el anterior edil había ordenado que se borraran las grabaciones de las cámaras de seguridad del Ayuntamiento y al constatar ese primer día que no se tenía acceso a los ordenadores del Ayuntamiento.

La denuncia provocó que, sólo un día después, el 18 de junio, la Unidad Central Operativa (UCO) del servicio de Policía Judicial de la Guardia Civil acudiese hasta las dependencias municipales para levantar acta de lo sucedido y recabar pruebas para la investigación, momento en el que se descubrió la desaparición de los discos duros de los ordenadores y de múltiple documentación según la declaración de las administrativas.

Ahora, el Juzgado Nº 6 de Arganda del Rey llamará a tomar declaración a todos los investigados con el fin de esclarecer estos hechos.