Carta de la alcaldesa de Pozuelo del Rey
Explicación a los vecinos del rechazo del PP a la adhesión al PIR 2021-2015
Hoy es un día negro para Pozuelo del Rey. Este jueves, por culpa de los votos en contra del Partido Popular (Rut Alcocer Díez, Sergio del Olmo del Olmo, Jorge López Aparicio y Francisco Manuel Ramírez Fernández), la ausencia de los concejales José Víctor López y Roberto Iglesias, y el voto en contra de la concejala de UCIN, Amanda Sabater, nuestro pueblo se enfrenta a una situación sin precedentes en toda la Comunidad de Madrid, al ser el único Ayuntamiento que rechaza la adhesión al Programa de Inversión Regional para el periodo 2021-2025 y con ello el 25% de gasto corriente del montante total.

Estamos hablando de la friolera de 1 millón de euros, del cual, aproximadamente, 250.000 euros van destinados a gasto corriente. El Partido Popular ha votado NO a que nuestro pueblo reciba ese dinero.

Este programa, conocido como PIR, es la sangre para que cualquier Ayuntamiento pueda mantener sus servicios y mejorar sus infraestructuras. Cada 4 años, la Comunidad de Madrid concede a cada pueblo una importante suma de dinero, de la que el 75% se destina a realizar grandes inversiones y el otro 25% a gasto corriente.

¿Y qué es este gasto corriente? Es el dinero contante y sonante que recibe el Ayuntamiento para hacer frente a servicios, a la adquisición de bienes, o incluso a ejecutar pequeñas obras que no requieren gran inversión. Pero esencialmente está destinado al pago de los salarios de los empleados municipales (el principal gasto en todos los consistorios de España) y de los suministros de agua, luz, etc.

Para cualquier municipio del tamaño de Pozuelo del Rey, este gasto corriente supone mantener vivo al Ayuntamiento. Cuando UCIN consiguió la alcaldía, el anterior Equipo de Gobierno del PP ya se había gastado la totalidad del PIR anterior (2016-2019, prorrogado durante 2020), por lo que en estos casi 2 años de gobierno no hemos podido disponer de ni un solo euro de los 249.507 euros que le correspondieron a Pozuelo.

Con el otro 75% del PIR, que gestiona la propia Comunidad (es decir, el Ayuntamiento decide qué hacer con el dinero, pero las obras las lleva a cabo el Gobierno regional), este Equipo de Gobierno ha aprobado la pavimentación de 9 calles por valor de 303.870 euros, el acondicionamiento de las aceras y alcorques de las calles el Roble, Acacia, el Olmo, el Nogal, la Encina, el Castaño y la Flor de la Mancha, por un valor de 33.352,49 euros y la adecuación del caz y del paraje de la Fuente Vieja por 40.000 euros. Obras más que necesarias y que esperamos que la Comunidad ejecute cuanto antes.

¿Y por qué se tenía que votar?

En el BOCM número 315 con fecha 28 de diciembre de 2020, la Consejería de Vivienda y Administración Local publicó el Decreto 118/2020, de 23 de diciembre, de Consejo de Gobierno, por el que se aprobaba el Programa de Inversión Regional de la Comunidad de Madrid para el periodo 2021-2025 (PIR 2021-2025). En el punto 3 del artículo 9, Plan de Actuación, se establece que las entidades locales deberán comunicar la elección sobre la forma de gestión de las actuaciones de inversión y el porcentaje concreto de la asignación inicial que será destinado a sufragar los gastos corrientes, el cual no podrá superar el 25 % de la asignación inicial.

Es decir, teníamos que aprobar en Pleno que Pozuelo del Rey se adhiere al PIR 2021-2025 y el 25% destinado a gasto corriente.

También, poníamos sobre la mesa que fuese la propia Comunidad quien llevase a cabo las inversiones por valor del otro 75%. Ahora no había que decidir qué actuaciones se acometerán con ese 75%, con aprobar el 25% del gasto corriente era suficiente, tal y como están haciendo los 178 municipios de la región incluidos en el programa.

¿Por qué dejábamos en manos de la Comunidad el 75%? Es sencillo. Así lo hacen la mayoría de los Ayuntamientos de menos de 2.500 habitantes (tal y como especifica la Comunidad en su Decreto), que no tienen personal ni medios para hacer frente a la importante burocracia que significa acometer inversiones de gran calado.

Por otro lado, Pozuelo del Rey no tiene secretario. Sin un habilitado nacional no se pueden convocar plenos, pero ningún secretario quiere ocupar la plaza de nuestro Ayuntamiento porque, como pasa en muchos pequeños pueblos, el sueldo es muy bajo en comparación con lo que se ofrece en otros municipios. A esta situación se suma que hay una “escasez” manifiesta de este tipo de funcionarios.

La única solución posible es compartir secretario con otros municipios. Algo que este Equipo de Gobierno intentó, en febrero de 2020, junto con Pezuela de las Torres y Olmeda de las Fuentes, pero la oposición del PP volvió a torpedearlo.

Ante esta situación, y ante la necesidad de convocar el Pleno para no perder el millón de euros, la alcaldesa solicitó a la Comunidad que cediese un secretario para poder llevar a cabo el Pleno. Una situación excepcional por lo que tras el visto bueno de la Dirección General de Administración Local se ha llevado a cabo el Pleno.

¿Y ahora qué va a pasar?

Por culpa de los votos del PP (Rut Alcocer Díez, Sergio del Olmo del Olmo, Jorge López Aparicio y Francisco Manuel Ramírez Fernández), la ausencia de los concejales José Víctor López y Roberto Iglesias y el voto el contra de la concejala de UCIN, Amanda Sabater, Pozuelo del Rey se va a quedar sin 250.000 euros esenciales para poder seguir prestando los servicios básicos, pagando el salario de los empleados municipales, el agua o la luz, así como las innumerables deudas que dejó el Partido Popular (a proveedores de todo tipo, a la compañía eléctrica o por las reclamaciones de vecinos a los que el Juzgado dio la razón).

La posición del Partido Popular del Pozuelo es única. Por poner un ejemplo, en los municipios de la zona en los que el PP está en la oposición y que ya han celebrado este Pleno, han votado a favor, como en Campo Real, o se han abstenido, como en el caso de Belmonte de Tajo. Y cuando han votado en contra, como Orusco de Tajuña, su voto no ha condicionado la votación ni ha abocado al pueblo a no recibir el 25%. El PP de Pozuelo ha preferido dejar a todos los vecinos, incluidos sus votantes, sin el dinero antes de abstenerse o votar a favor del Equipo de Gobierno, en una decisión sin precedentes, sólo motivada por el odio y el rencor, y que traerá consecuencias dramáticas para todos los pozueleros.

Como alcaldesa, aunque me cuesta, puedo entender que con el odio que me profesan determinados concejales quieran boicotear el 100% de mis decisiones. Pero como vecina, no cabe en mi cabeza cómo pueden abocar de estar forma a la ruina y al fracaso a todos los vecinos de Pozuelo del Rey y hacernos perder 1 millón de euros que incluso podrían gestionar futuros equipos de Gobierno de su partido.

En este pueblo, hace mucho tiempo que la oposición rompió todo tipo de respeto a los valores democráticos en una campaña constante de acoso y derribo hacia mi persona. Creo que en un pueblo tan pequeño como Pozuelo se pueden tener distintas perspectivas políticas, pero no llevar al extremo las diferencias. Hoy el PP de Pozuelo del Rey ha preferido hundir el barco antes que permitir que otro capitán lo reflote. Hoy el PP de Pozuelo del Rey ha firmado la sentencia de defunción de nuestro pueblo.

FIRMA-MARIA-POZUELO-t120 

María Alarcón Fernández

Alcaldesa de Pozuelo del Rey

Documentos Adjuntos