La segunda fase ha supuesto el cambio de las 68 farolas de la urbanización
El Ayuntamiento completa la renovación de todo alumbrado público municipal
Pozuelo del Rey ya es un pueblo 100% LED. Una transformación tecnológica que ha culminado con la segunda fase del Plan de Renovación del Alumbrado Público que ha afectado a los 68 puntos de la luz de la urbanización. Se suman a las 254 farolas que ya se cambiaron hace un mes y que ya han supuesto un ahorro del 27%.

Con una inversión de 4.320 euros, el Ayuntamiento ha cambiado las antiguas lámparas de 150w por otras de 50w con tecnología led. Un ahorro considerable de energía que se suma a la sustitución de las antiguas luminarias de sodio de 100w del casco urbano, que fueron remplazadas por lámparas led de tan sólo 45w, hace tan sólo un mes.

En total, el Consistorio ha invertido cerca de 20.000 euros en las dos fases de un plan que no sólo supondrá menores costes de mantenimiento y la eliminación total de la contaminación lumínica, sino que puede llegar a suponer un ahorro energético del 60%. Muestra de ello es que la factura de la luz del mes de septiembre se ha reducido en un 27% para las arcas municipales en comparación con el mismo periodo de 2019.

“A pesar de la desproporcionada deuda, poco a poco, vamos mejorando los servicios básicos e infraestructuras del municipio”, ha explicado la alcaldesa, María Alarcón, para quien era “esencial acometer este cambio a LED ya no sólo por el impacto medioambiental, sino por la reducción de costes”. Ahora, sostiene Alarcón, “todo lo que ahorremos podrá ir destinado a ayudar a pagar la inmensa deuda que arrastramos con Naturgy desde el año 2014”.

El Plan de Renovación del Alumbrado Público ha tenido también como objetivo que el municipio se adaptase a la normativa europea que, desde hace 8 años, prohíbe las lámparas incandescentes de sodio y mercurio, con un alto consumo y escasa eficiencia energética.

Además, se han instalado nuevos portalámparas, se han cambiado muchos de los adaptadores –todos en el caso de las farolas de la urbanización- y se han colocado cristales en las luminarias que carecían de ellos o en las que estaban estropeados.